Coronavirus: ¿aliado o adversario de Kuri?

Coronavirus: ¿aliado o adversario de Kuri?. Me Lleva El Diablo 23 de noviembre

En un solo día, ayer domingo en el estado se suman 515 casos de Coronavirus COVID-19; se trata de 252 mujeres, entre ellas una de cuatro años, y 263 hombres, entre ellos uno de ocho años y uno de nueve. En la entidad se tiene un registro acumulado de 19 mil 116 casos de Coronavirus COVID-19; 49% son mujeres y 51% son hombres. En la realidad Querétaro está en semáforo rojo, aunque las autoridades no lo decreten, lo nieguen o lo oculten.

El discurso oficial sobre resultados de la estrategia contra el Coronavirus Covid-19 en Querétaro es una colección de palabras y frases que no alcanzan para manifestar lo que dicen los hechos. Los datos de la realidad desbaratan el discurso:

Una verdadera losa es la que cargara el candidato del PAN al gobierno del estado – Mauricio Kuri– con el tema de la pandemia, el transporte publico y el desarrollo económico.

En Querétaro no acercamos a los 20 mil contagios, y los 2 mil fallecimientos, diario se tiene un registro promedio de 300 nuevos contagios, y un promedio de 10 fallecimientos. Diario. ¿Cuántas tonalidades de naranja deberán de verse en la entidad antes de regresar al semáforo rojo?

La pandemia explota con fuerza en muchos estados que regresan, o pronto lo harán, a semáforo rojo, entre ellas Querétaro, mientras la postura gubernamental se mantiene inamovible. En el mapa nacional a 6 estados no le va mejor, Querétaro entre ellos, porque tanto los contagios como los fallecimientos van al alza, de tal manera que en la entidad estamos a punto de regresar al código rojo, que implica regresar al confinamiento total nuevamente.

Querétaro ha tenido un pésimo manejo de la pandemia, solo recordemos que el gobierno federal impuso un confinamiento parcial, aplicado a actividades que consideró no esenciales, del 23 de marzo al 1 de junio, cuando empezó de manera gradual la «nueva normalidad».

El gobierno de Querétaro en marzo decidió adelantar las mediadas una semana, cuando en la entidad no se tenía registrado ningún caso. Ahora bien, el gobierno federal ha determinado desde el mes de junio que la entidad se encuentra en semáforo naranja, el gobierno estatal decidió abrir las actividades como si estuviéramos en semáforo verde.

Desde un principio el cierre adelantado en la entidad no ayudó a detener la propagación de la enfermedad; a la par no se pudo persuadir a la población del uso de mascarillas, y descartó la aplicación generalizada de pruebas. No pudo controlar la movilidad social, que actualmente esta a todo lo que da, y eso que no hay clases.

Al fracaso del reordenamiento del transporte público, súmele que es uno de los principales focos de infección. Y Alejandro López responsable de ello, bueno, no da píe con bola.

Los errores son evidentes: el transporte público esta sin control, los concesionarios hacen lo que quieren, la rutas con camiones atascados de usuarios, no se cubren bien los horarios, se ha convertido en el foco más peligroso de infección, es en donde el virus se da vuelo contagiando. Pero no es el único foco.

La actividad económica, principalmente de estos últimos 15 días, donde se vieron plazas comerciales, plazas públicas, restaurantes, mercados, tiendas departamentales, y demás espacios públicos, abarrotados, sin que las autoridades pudieran tener el más mínimo control.

En la entidad el gobierno estatal prefirió abrir primero las cantinas y bares que las escuelas, sin tener la más mínima idea del daño educativo que le causa a la sociedad, a las presentes y futuras generaciones.

Beber, tomar, socializar, no es una actividad esencial. Educar sí. Y en pleno repunte de la pandemia, con el invierno en la puerta, el titular de la Usebeq, Enrique De Echávarri Lary, lanza la estulticia de que se podría regresar a clases presenciales.

Lo más racional es que las escuelas estuvieran abiertas, y la propuesta debería de ser cerrarlas mientras pasa el invierno: en invierno las clases virtuales, no las presenciales. Solo le recuerdo al des coordinador de la Usebeq que el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, el médico belga Hans Henri P. Kluge, cuestionó los cierres de escuelas y los confinamientos que se están aplicando.

Controvertida fue su afirmación de que deben evitarse los cierres de escuelas. «Los niños no son considerados como vehículos principales de transmisión y, por lo tanto, los cierres de escuelas no son una medida efectiva para el control del Covid19”. Pero abrirlas en pleno invierno, bueno, que estulticia.

Los resultados revelaran cuánto se han equivocado, o acertado, en gobierno del estado y los municipios.

Mientras, en tiempos electorales todo abona, o toda resta, y a Mauricio Kuri el tema le pasara factura, para bien o para mal.

Porque Querétaro está en su máximo nivel de contagios, semáforo rojo, aunque las autoridades locales no lo acepten.

 

Coronavirus