Live Aid, música que hizo historia

Se cumplen 35 años de los memorables conciertos Live Aid a beneficio de África. Bob Geldof, uno de sus creadores, confiesa que su vida y carrera se afectaron

Los emblemáticos conciertos Live Aid, de hace 35 años, ayudaron a reducir el hambre en África y pusieron los reflectores en las naciones más pobres del mundo, pero no resultaron tan buenos para uno de sus organizadores principales.

El rockero irlandés Bob Geldof, quien recibió reconocimientos y aplausos por sacar adelante el evento transcontinental de 1985, dice que éste le pasó factura a su vida personal y su carrera.

Con Live Aid, Geldof pasó de ser el líder de los Boomtown Rats, banda que cantaba I Don’t Like Mondays a ser algo más divino. “Me convertí en el Santo Bob”, dijo en entrevista concedida con motivo de los 35 años de la realización de los conciertos.

La popularidad que vino con su trabajo caritativo no lo hacía feliz. “La odiaba. Se volvió imposible”, dijo Geldof.

“Por un tiempo estuve desorientado. No tenía mucho dinero en ese entonces. Afectó por completo mi vida privada. Probablemente terminó costándome mi matrimonio”.

Todo comenzó con Band Aid, un grupo de estrellas del Reino Unido que fue creado por Geldof y el músico
Midge Ure que incluyó a Bono, Phil Collins, George Michael y muchos otros en Do They Know It’s Christmas?, tema de 1984, cuyas ganancias se destinaron a aliviar el hambre en Etiopía.

Geldof entonces fue invitado para aparecer en la versión estadunidense We Are the World, en 1985. Más tarde ese verano, invitar a sus amigos y compañeros músicos para organizar Live Aid, el evento televisivo global más ambicioso que se ha hecho hasta la fecha.

De pronto se vio a sí mismo como una celebridad poco probable.

“No era por mi excelencia musical superior, como Elvis o los Beatles. Millones de personas me convirtieron en el hombre del momento, comentó.

Los conciertos de Live Aid realizados de forma simultánea en Londres y Filadelfia recaudaron en su momento 100 millones de dólares y que con las donaciones posteriores se lograron 250 millones.

Live Aid

Incluyeron actuaciones de Queen, U2, Led Zeppelin, Madonna, Elvis Costello, Sting, Phil Collins, Paul Young, Bryan Adams, The Beach Boys, David Bowie, Elton John, The Cars, Led Zeppelin, Wham!, Black Sabbath, Ozzy Osbourne, Neil Young, The Who, INXS, Lionel Richie, Paul McCartney, Mick Jagger, Judas Priest, Duran Duran, Tina Turner, Bob Dylan, Billy Ocean, Keith Richards, Eric Clapton, B.B King, Billy Joel, Paul Simon, Stevie Wonder, Boy George y The Temptations, entre muchos otros.

Veinte años después, Geldof presentó los conciertos Live 8 y consiguió que los países industrializados se comprometieran a incrementar la ayuda a África en 25 mil millones de dólares.

A pesar de que su altruismo ayudó a hacer del mundo un lugar mejor, él ya no pudo seguir haciendo lo que más amaba: música.

“No me permitieron volver a mi trabajo. Soy un cantante, así es literalmente como hago dinero. Me levanto por la mañana y, si estoy de humor, trato de escribir y de ensayar para seguir con la música”, dijo Bob Geldof.

“Y no podía. Nadie estaba interesado ya. El Santo Bob, como me llamaban, no podía seguir haciendo eso porque era algo insignificante y carente de significado. Estaba perdido”.

Geldof está contento de que él y sus colegas pudieran realizar los conciertos benéficos entonces, porque no cree que el mundo sea el mismo hoy que cuando se hizo Live Aid.

“Era el final de esa era política de cooperación y consenso y compromiso. ¿Sucedería eso hoy? No. Sólo se tiene que ver a los payasos que gobiernan el planeta para entender que eso no podrá pasar de nuevo”, reflexionó Geldof.

A principios de este año, Geldof finalmente volvió a la música y lanzó un nuevo álbum con los Boomtown Rats, Citizens of Boomtown, su primero desde In the Long Grass, de 1984.

Treinta y cinco años después de Live Aid, mantiene la humildad sobre sus logros y se enorgullece de haber seguido la tradición de otros músicos activistas como Woody Guthrie, a quien cita como una de las principales influencias de los Boomtown Rats, una banda que comenzó en una de las épocas más tumultuosas de Irlanda.

“Grabamos una serie de canciones que se convirtieron en éxitos, lo cual por supuesto ayudó a cambiar un poquito a la sociedad. Ayudó a cambiar la música. Y entonces a través de Live Aid ayudamos a cambiar un poquito al mundo”, finalizó.

ESTADIO WEMBLEY DE LONDRES, INGLATERRA

Al concierto, con 85 mil personas presentes, asistieron los príncipes de Gales, Carlos y Diana.
El primer grupo en salir fue Status Quo.
Elvis Costello interpretó All You Need Is Love, de The Beatles.
Phil Collins, Sting y Branford Marsalis tocaron juntos.
U2 tocó Sunday Bloody Sunday y Bad, en la que Bono subió a una chica al escenario.
Queen, para adecuarse a los 15 minutos de actuación, que en realidad fue en este caso de 22, tocó versiones recortadas de sus temas como Bohemian Rhapsody, Radio Ga Ga, Crazy Little Thing Called Love, Hammer to Fall, un fragmento de We Will Rock You y We Are The Champions. Bryan May y Freddie Mercury interpretaron Is This the World We Created…? Su actuación es considerada uno de los mejores conciertos de rock de todos los tiempos.
David Bowie interpretó Heroes, con imágenes de la situación que vivía África.
George Michel y Elton John interpretaron Don’t Let The Sun Go Down On Me.
The Who tocó Love, Reign Over Me y Won’t Get Fooled Again.
Paul McCartney interpretó al piano Let It Be, acompañado por Pete Townshend, Bob Geldof, David Bowie y Alison Moyet.
Bob Geldof se enlazó vía satélite con el show de Filadelfia.

JOHN F. KENNEDY STADIUM DE FILADELFIA, EU

99 mil personas estuvieron presentes.
El concierto inició cuatro horas más tarde que el de Inglaterra.
El actor Jack Nicholson fue el presentador.
Bryan Adams abrió el concierto.
Destacó el grupo Black Sabbath, con Ozzy Osbourne como vocalista, aunque seis años atrás se había salido de la banda.
Simple Minds interpretó Don’t You (Forget About Me).
Madonna cantó Into the Groove, Holiday y Love Makes the World Go Round.
Led Zeppelin también fue uno de los participantes.
Phil Collins viajó en el Concorde desde Inglaterra y fue el único que logró estar en ambos conciertos. Interpretó Against All Odds (Take a Look at Me Now), tocó la batería con Led Zeppelin y Eric Clapton.
Teddy Pendergrass apareció en público por primera vez tras un accidente automovilístico que lo dejó parapléjico en 1982. Interpretó Reach Out And Touch (Somebody’s Hand).
Patti Labelle interpretó el clásico de Bob Dylan, Forever Young.
Mick Jagger y Tina Turner cantaron State Of Shock.
Blowin’ in the Wind fue interpretada por Bob Dylan, acompañado por Wood y Richards.
Lionel Richie invitó a todos los exponentes musicales presentes para interpretar la canción que fue el gran himno de Live Aid in America: We Are the World, con un coro de niños sobre el escenario y sin Michael Jackson presente.

Con información de Excélsior.