En Guanajuato, cárcel por llamadas de broma al 911

Aprueban en Guanajuato 36 horas de cárcel por llamadas de broma. En lo que va del 2020 se han recibido 2 millones 500 mil llamadas al número de emergencias

Guanajuato.- Un arresto de hasta por 36 horas para quien realice llamadas llamadas de broma o falsas  al número de emergencia 9-1-1 es la sanción que contempla la iniciativa presentada por el diputado Local Miguel Salim y que ya fue aprobada por el congreso del estado de Guanajuato.

«Buscamos principalmente abatir el tema que se ha venido incrementando de las llamadas laxas o de broma en Guanajuato» explicó.

Las llamadas falsas o de broma al 911, generan desperdicio de tiempos y recursos a los servicios de emergencias, además de que pueden distraer de un evento verídico, lo que puede ocasionar negligencias que cuestan la vida de personas en situación de riesgo.

Durante el 2020, las líneas de emergencia en el estado han recibido un total de 2 millones 500 mil llamadas, de las cuales el 70 por ciento han sido no procedentes.

Se ha detectado además que el 23 por ciento de las llamadas de broma son efectuadas por niños, en cuyo caso la ley contempla que será el titular de la línea o el padre/tutor quien deberá responder ante las autoridades y será quien reciba el arresto.

«Esos tres o cuatro minutos que les tomó atender esa llamada, son la diferencia entre la vida o la muerte de otra persona que si tienen la urgencia de hablar al 9-1-1» agregó el Diputado Salim.

A nivel nacional el 80 por ciento de las llamadas son de broma o no procedentes, actualmente 8 estados de la república ya han creado una ley para sancionar este tipo de conductas y se suma Guanajuato.

Mientras que alrededor del 70 por ciento de llamadas recibidas han sido reales.

Los principales motivos de las llamadas son: violencia familiar, personas sospechosas, personas agresivas, exceso de ruido, alarma de negocio, accidentes de tránsito sin lesionados, allanamiento de morada, portación de arma prohibida y personas bajo los efectos de las drogas.

​Con información de Foto: Zócalo | Especial Por Grupo Zócalo Milenio