Realiza SS tercer trasplante hepático de 2020

Realiza Secretaría de Salud tercer trasplante hepático de 2020.

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro realizó el tercer trasplante hepático de 2020, en el Hospital General de Querétaro, gracias a la primera donación multiorgánica que realizó el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Querétaro, en este año.

El multidonante fue un hombre de 42 años de edad, quien sufrió muerte encefálica y fue trasladado del Hospital General de Zona 3 (IMSS) de San Juan del Río, al Hospital General Regional 1 (IMSS) de Querétaro, con el apoyo del Centro Regulador de Urgencias Médicas (CRUM) de la Secretaría de Salud de Querétaro.

El hígado fue donado al Hospital General de Querétaro. El receptor fue un paciente masculino de 64 años de edad, residente de Querétaro, quien, hasta este momento, se encuentra estable.

Los riñones se trasladaron al Hospital del IMSS de San Luis Potosí y las córneas a la Ciudad de México.

Un trasplante de hígado es de los que más complejidad conllevan, por lo que, en México son pocas las instituciones de salud que tienen la facultad para hacerlo, como: el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Hospital General de La Raza del IMSS, Hospital 20 de Noviembre del ISSSTE en la Ciudad de México; el Hospital de Especialidades No. 25 del IMSS en Nuevo León, el Hospital Ángeles del estado de Jalisco y de la Secretaría de Salud el Hospital General de Querétaro.

 

¿Que es un trasplante de Hígado?

Un trasplante de hígado es un procedimiento quirúrgico para extirpar el hígado que ya no funciona de forma adecuada (insuficiencia hepática) y reemplazarlo con un hígado saludable de un donante vivo o fallecido.

El hígado es el órgano interno más grande y realiza varias funciones críticas, entre ellas:

Elimina bacterias y toxinas de la sangre
Previene infecciones y regula respuestas inmunes
Procesa nutrientes, medicamentos y hormonas
Produce bilis, que ayuda al organismo a absorber grasas, colesterol y vitaminas solubles en grasa
Fabrica proteínas que intervienen en la coagulación sanguínea
El trasplante de hígado por lo general se reserva como una opción de tratamiento para personas que tienen complicaciones significativas debido a la enfermedad hepática crónica terminal. En casos poco usuales, puede producirse la insuficiencia repentina de un hígado previamente normal.

La cantidad de personas que esperan un trasplante de hígado excede enormemente la cantidad disponible de hígados de donantes fallecidos.

El hígado humano se regenera y vuelve a su tamaño normal poco después de la extirpación quirúrgica de la parte del órgano. Esto permite que el trasplante de hígado con donante vivo sea una alternativa a tener que esperar que haya un hígado disponible proveniente de un donante fallecido.

En 2014 se realizaron aproximadamente 7200 trasplantes de hígado en adultos y niños en los EE. UU. Entre estos, aproximadamente 330 involucraron hígados de donantes vivos. Al mismo tiempo, casi 15.000 personas se registraron en la lista de espera de un trasplante de hígado.