AMLO abusa de las fuerzas armadas

 

AMLO abusa de las fuerzas armadas por seguridad nacional, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Por enésima ocasión, el Presidente de la República, hace uso indebido de la facultad le otorga la fracción VI, del artículo 89 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Facultad por medio de la cual puede disponer de todas las Fuerzas Armadas, para la seguridad interior y defensa exterior del país.

Este domingo, una vez más, López “formalizó, de simple palabra”, el ejercicio de dicha facultad, en aras de la “seguridad nacional”. Delegó, por segunda vez, la responsabilidad de cuidar aduanas y puertos de todo el país a los elementos de la Marina Nacional, a quienes supone expertos en la materia; relegando al personal civil, como lo ha hecho en otras áreas. En lo sucesivo será responsabilidad que ahora estará a cargo de las Fuerzas Armadas. Olvidó Andrés Manuel, que, a mediados de julio del año pasado, “echó montón” para el cuidado de las mismas áreas, por seguridad nacional, dijo entonces, que el Ejército, la Marina y la Guardia Nacional, se harían cargo de la administración de las aduanas y los puertos. Razón por la cual le renunció Javier Jiménez Spriú.

¿Qué le pasa al Presidente? Ahora resulta que todas las actividades del gobierno deben investirse y calificarse de “seguridad nacional” ¿Sabrá lo que significa? ¿Quiénes amenazan al país? Los abusos del Presidente no tienen precedentes.

Por “seguridad nacional” personal de las fuerzas armadas se han hecho cargo del cuidado de los oleoductos de Pemex (y sigue la ordena); de construir oficinas para Bancos de Bienestar (que no funcionan); de cuidar las fronteras para impedir el paso de migrantes (siguen ingresando al país); construir aeropuertos (nada se sabe de lo que han construido y destruido); también se hacen cargo de la seguridad pública (los delitos se fueron al alza), conducen el mando de la Guardia Nacional. Para colmo, nadie debe conocer, por “seguridad nacional”, lo relacionado con el aeropuerto civil de Santa Lucía, tampoco sobre los contratos de las millonarias compras de vacunas contra el Covid-19. Otra más. Ante la pandemia, el Presidente dio la orden al Ejército, para que éste sea el que distribuya las vacunas en todo el territorio nacional ¿Dónde quedó el maravilloso Insabi del primer mundo? ¿El IMSS y el ISSSTE? ¡El Ejército también los suple!

En tiempos de campaña, Andrés Manuel López Obrador, el mitómano profesional, amenazó con desaparecer a las fuerzas armadas de México, por ser nuestro país pacifista; luego culpaba a elementos del Ejército de ser los responsables de la desaparición de los 43; también prometió sacar al Ejército de las calles, dado que realizaban actividades que no eran de su competencia. Ya en el ejercicio del Poder Ejecutivo, hace todo lo contrario ¿Acaso le teme a las Fuerzas Armadas de México? ¿Ahora se arrepiente y limpia sus pecados o culpas cohabitando con ellos en el ejercicio del poder?

El inmenso poder de las Fuerzas Armadas, lo sintió el mismo Presidente cuando, a hurtadillas, tuvo que intervenir ante Donald Trump y autoridades de procuración de justicia de los EUA, para liberar al General Salvador Cienfuegos. Recordemos, el bocón del Presidente empezó a culpar a toda la milicia de estar coludida con el crimen organizado; que haría una limpia de todos aquellos elementos que trabajaron bajo el mando de Cienfuegos. Olvidó que su Secretario de Defensa, el General Crecencio Sandoval estuvo bajo las órdenes del entonces Secretario de la Defensa Nacional. A nadie despidió López: enmudeció. El General Salvador Cienfuegos, no fue molestado por la Fiscalía General de la República, mucho menos por el titular del Ejecutivo. De acusados a coadyuvantes del Ejecutivo ¿Por qué les teme López?

Todo un abuso en contra del personal de las Fuerzas Armadas de México, a quienes sustrae de sus actividades sustanciales emanadas de su Ley Orgánica y demás reglamentos. Sin embargo, ello es peligroso para el pueblo de México. Esas mismas Fuerzas Armadas, hoy día han militarizado al país. Hacen de todo y están en todas partes, contrario a sus funciones. Basta con que el Presidente haga uso indiscriminado y sin fundamento de la atribución de la “seguridad nacional”, para echar andar a la milicia en esta o aquella actividad. La verdadera “seguridad nacional” ha sido quebrantada por el mismo titular del Poder Ejecutivo, cuando ha violentado cuanta norma legal se le cruza, empezando por la propia Constitución.

El país en quiebra por culpar de López Obrador, mientras otorga ilegales atribuciones a las Fuerzas Armadas, so pretexto de la “seguridad nacional”. El Ejército y la Marina, no han arrojado los resultados esperados. Y no pueden dar buen resultado en razón a que no fueron preparados para las actividades que les ha “enchalecado” López, su comandante supremo.

Solo falta que, dentro de las locuras que acostumbra Andrés López Obrador, se le ocurra que, durante la jornada electoral, por “seguridad nacional”, ordene a esas mismas Fuerzas Armadas, que patrullen las calles y, además, los responsabilice de “custodiar y trasladar los paquetes electorales” a los organismos electorales, haciendo a un lado a la sociedad, responsable constitucional el día de los comicios.

En defensa de la democracia, preparémonos para luchar contra cualquier viso de abuso de autoridad del Presidente, durante la jornada electoral. Muestra de que ello está a la vista, la irracional prueba la dio su amigo Donald Trump, quien estuvo a punto de incendiar a su país, precisamente por su manifiesta esquizofrenia populista, obsesionado por conservar el poder.

fuerzas

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.