Ignacio Loyola precandidato a diputado federal

Ignacio Loyola precandidato a diputado federal: ¿Qué posibilidad tiene de ganar?, Me Lleva El Diablo 11 de febrero.

Ignacio Loyola, exgobernador de Querétaro, se registró para obtener la candidatura del PAN a la diputación federal por el distrito 3.

Durante su discurso, el político queretano agradeció al PAN la oportunidad de participar de nueva cuenta en un proceso electoral, y recordó que hace 23 años logró obtener la candidatura para ser gobernador de Querétaro, lo que a la postre sucedió.

Optimista, muy optimista, dando la sensación de que Ignacio Loyola Vera cree que el mañana es igual que el ayer, sin ponderar el hoy.

Ignacio Loyola juega con fuego: si no es candidato, será un fracaso rotundo para el exgobernador; si lo es podría sufrir un golpe de realidad y exponer no solo capital o prestigio político sino hasta el social y económico.

Pero qué necesidad tiene de competir por la diputación por el Distrito 3.

Ahora bien, ¿Qué posibilidades tiene de ganar?

Hay memoria histórica: Querétaro ha sido camposanto de políticos no tan santos.

Recordemos que en el siglo pasado esa figura nacional presidenciable, líder de todas las cámaras Fernando Ortiz Arana perdió frente a un dizque apolítico y apartidista empresario, quebrado – eso decían en ese entonces-, Ignacio Loyola, el mismo que ahora se expone.

Pero aún hay más, diría el clásico; en este siglo Edgardo Rocha un líder serrano con un gran prestigio, fue presidente municipal de Jalpan, diputado local y federal, querido en serio, perdió cuando quiso volver a ser diputado local.

Otra figura de grandes tamaños, Enrique Burgos, con una carrera completa: presidente municipal de San Juan, diputado local y senador, gobernador sumamente querido, director del DIF nacional, perdió la elección por el senado con Pancho Domínguez, quien tenía en ese momento en su carrera política solo el haber sido diputado federal y expresidente municipal de Querétaro.

Superior en todo se veía a Enrique Burgos, y perdió

Las figuras míticas se han derrumbado, así que Ignacio Loyola debería tener cuidado.

El Distrito 3 está en manos de Morena, de la legisladora Beatriz Robles, que ganó en las urnas en el 2018 a un panista de hueso azul, Alejandro Cano Alcalá.

Es un Distrito electora con una población netamente urbana, con una desigualdad social profunda, donde Morena tiene un nicho de votantes muy grande.

Ignacio Loyola fue un gobernador que rayo en la medianía, respetable en términos generales, tal vez en la campaña se le reproche que le regalo una Notaria a su hermano Roberto Loyola Vera, excandidato priista que perdió ante el actual gobernador Francisco Domínguez.

¿Qué posibilidades tiene Ignacio Loyola de ganar, si fuera el candidato del PAN?

Menos, muchos menos que las que tuvo cuando le ganó a Fernando Ortiz Arana.

Desde la ciudadanía, que esta molesta en términos generales, y desde su partido le podría cobrar algunas afrentas políticas, porque como dice él no es monedita de oro.

 

Ignacio Loyola

 

 

Me lleva el Diablo / Por Alejandro Guillén

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las delos miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.