Lema amloista: prohibido, prohibir

Lema amloista: prohibido, prohibir, Tras La Verdad, Por Héctor Parra Rodríguez.

Lo advertí al regreso de las “vacaciones” de AMLO. Solo busca distracciones ante lo terrible de la pandemia y el pésimo manejo de su gobierno, casi 170 mil muertos. Por eso no usa mascarilla o cubrebocas, prohibido prohibir, dice López, lo cual significa que cada quien haga lo que quiera.

De ahí que a la delincuencia no se le puede prohibir nada, cual doctrina económica liberal: “dejar hacer, dejar pasar”. Aun la recuerdo en la Facultad de Derecho. Los delincuentes felices con esa tesis del primer mandatario.

Este día AMLO se dio gusto presumiendo la construcción de un aeropuerto de tercera, que sin terminar obligó a usar la única pista para que aterrizara un avión de la fuerza aérea mexicana y otro de carácter comercial, sin pasajeros.

Le llovieron las críticas por la “pobreza” aeroportuaria que presume el primer mandatario como el mejor aeropuerto (auto-burla) del mundo (en sus locos y dementes sueños). Solo basta compara el aeropuerto que destruyó, ese sí iba a ser de primer mundo, con el que está en construcción, para corroborar la demencia de Andrés Manuel López Obrador ¿será acaso el nivel de su inteligencia el causante de tanta mediocridad?

Las redes sociales, a las que pretende sancionar por criticarlo, se llenaron de críticas y pruebas de la mendicidad o mediocridad del aeropuerto que están construyendo obligadamente los militares, por orden de su comandante supremo. Hubo quien documentó en redes sociales (hoy las odia, antes eran benditas) la espera de un par de horas de otros vuelos comerciales que aterrizan en el aeropuerto Benito Juárez, para que el Presidente pudiera aterrizar en el predio polvoso, peligroso y con tolvaneras, solo para entretener a los mexicanos y vaya que lo logra. Todos inmersos en la crítica de las locuras de López Obrador. Así serán los problemas una vez que entre en “funcionamiento”.

Así que, acorde con el lema amloista: prohibido, prohibir, él mandó construir su nuevo aeropuerto de tercera ¿quién le puede prohibir? ¡Nadie! Prohibido, prohibir. Aun falta mucho para concluir el triste y “pordiosero” aeropuerto mexicano que será orgullo de López, no de México.

Otra más de sus tretas para entretener a los mexicanos mientras llegan las vacunas. Tienen un mes de no arribar a territorio mexicano. Solo falta que aterricen en el nuevo aeropuerto para presumir las pobrezas de las proezas del gobierno de cuarta. Por la tarde anunció Ebrard que mañana (hoy) llegarían más de un millón de vacunas. No dijo si llegarán por la nueva pista del aeropuerto en construcción, por el tren Maya o por el aeropuerto Benito Juárez. Está por verse.

¡Pobres militares! Lo que tienen que aguantar de su jede de las fuerzas armadas, de su comandante ¿supremo? Por cierto, militares a los que pensaba eliminar se han convertido en el “pilar” de las acciones del gobierno de cuarta (aliados obligados), a quienes agradece todo el apoyo que le brindan y cómo no, si los trae de albañiles a policías. Eso sí, gozando del mayor presupuesto de la historia, para que no se quejen y se vayan a levantar en “leva”. Más vale tenerlos contentos con mucho dinero.

Bueno, el prohibido, prohibir, tiene sus límites. Solo gozan de esa libertad sus compinches que pueden delinquir y hacer lo que les venga en gana, no así a sus enemigos políticos, a ellos no aplica el prohibido, prohibir.

De ahí sus iniciativas en materia energética y del ciberespacio, esos no tienen el derecho de hacer lo que les plazca. Ancira, Robles, Lozoya, el “gober precioso”, etcétera, esos no gozan del derecho. A esos se les prohíbe, incluso se les manda a la cárcel por abusar de la prohibición. La regla no es pareja, la del prohibido, prohibir.

prohibido

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.