Menos Mal que somos una sociedad muy compartida

Menos Mal que somos una sociedad muy compartida, por: Samuel Pérez Rios.

Se aproxima el domingo 14 de febrero, día de San Valentín, el amor, la amistad y la fraternidad están a todo lo que da por el ambiente, Menos Mal que nuestro país entero es muy comprensivo y nuestra sociedad muy compartida, sobre todo cuando de apoyar al prójimo se refiere.

La crisis económica esta aumentando cada día y aun se ve muy lejana una recuperación económica real, cuando menos en la gran mayoría de hogares el recuperar el poder adquisitivo me tomará varios años de fuerte lucha y trabajo constante.

Por todo lo anterior reto el día de hoy a todos los caballeros casados a hablar con sus esposas y ordenarles que parte del poco ingreso mensual que arduamente reciben lo destinen a los hijos de su vecina, que al ser divorciada carece de lo más básico y esto coloca a sus vecinitos, en desigualdad con sus hijos.

Pero eso no es todo, ordénenle que a partir de ese momento compartan el internet, el servicio de cable y telefonía con ellos, así como compartir los equipos de sus hijos para igualar las oportunidades de ambas familias.

El ingreso familiar hoy en día se genera por ambos integrantes de la familia, por lo que deberá de pedirle parte de su salario para apoyar a la desamparada mujer en situación crítica.

Es más manéjelo como una orden inamovible, argumentando que así todo el mundo sabrá que usted es muy bueno y que se preocupa no solo por sus hijos, sino también por el bienestar de los demás.

Estoy seguro que el noventa y nueve por ciento de las esposas aceptarán maravilladas con la iniciativa, definitivamente lo amarán y admirarán aún más por su buen corazón y lo pondrán de ejemplo ante sus hijos, es más lo presumirán con sus amistades poniéndolo de ejemplo. ¿No?, ¿está seguro de ello?

Cuando menos lo tirarán de loco y farol de la calle, si es que no se desata una discusión con acusaciones y sospechas por un amorío con la vecina y en muchos casos, después de un buen sartenazo y unos buenos gritos, hasta causal de divorcio termina siendo.

Es normal, es natural, debemos de garantizar y velar por el bienestar de nuestros hijos, los de nadie más, ellos son nuestra responsabilidad primordial, en caso de cubrir por completo todas sus necesidades podemos apoyar esporádicamente a alguien, pero sobre todo en estos tiempos, reservar para evitar entrar en crisis.

¿Entonces por que se permite y algunos hasta festejan que en medio de una crisis como la que atraviesa el país, se le permita al gobierno federal que parte del dinero generado por mexicanos con mucho esfuerzo y trabajo aportado como impuesto sea destinado a programas sociales en Centroamérica?

Programas sociales mexicanos en Honduras y El Salvador

Es parte de la campaña de un presidente ególatra para ganar popularidad, fama de bueno y altruista, pero está haciendo caravana con nuestro sombrero, está utilizando dinero de nuestros hijos, para apoyar a los hijos de extranjeros, además, cuando ellos intenten emigrar se les dará derecho a servicios de salud y vacunas mientras estén en nuestro territorio.

Si está de acuerdo con esta manera de pensar, lo reto a realizar el ejercicio antes mencionado, de lo contrario, difundamos las cosas que se hacen mal y que dañan a nuestra nación.

La labor altruista es muy digna y loable, cuando se realiza con recursos propios no con ajenos, además de que al presidente se le contrata para velar por nuestro bienestar y el día de hoy millones de mexicanos viven en pobreza extrema, careciendo de lo más básico y elemental.

La lucha por los pobres debe empezar por nuestros pobres, no regalando dinero que le hace falta al pueblo de México, para beneficiar la figura de un político en tiempos electorales.

No está el horno para bollos.

muy compartida

 

 

Menos Mal / Por: Samuel Pérez Rios.

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Qro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos profesionistas.