Parecen contar más las ausencias que las presencias

 

A veces, casi siempre, parecen contar más la ausencias que la presencias. A quienes hayan perdido a familiares y cercanos queridos.

La muerte nos revela de pronto las calidades humanas de alguno de los nuestros. Esto es así y se vive en el mundo, con mayor intensidad, creo yo, en países como el nuestro y en aquellos cuya tradición a veces, o casi siempre, pesan mas las ausencias que las presencias hizo de este evento una deidad: el culto a los muertos.

En la psicología se habla del tanatos. Otra manera de referirse al hecho, llevado al extremo de integrarlo a la vida instintiva del hombre, esto es a lo vegetativo como el hambre y el instinto sexual.

Esto está pasando ahora en México, en el país entero sin distinción alguna; pero más intensamente golpea a las familias agrarias y urbana de la provincia mexicana, también en las grandes ciudades se experimenta el hecho; nuestro pasado cultural que también es anímico lo vive.

La Divina Comedia, por ejemplo, llevó a Dante Alighieri a realizar un viaje al infierno, a los distintos círculos imaginarios de éste. Fue el sueño largo y la muerte de la Edad Media. Se necesita ser un conocedor profundo de la obra del florentino, y no un simple aficionado a las letras, para dimensionar correctamente la obra de Dante.

Tal vez por eso sea tan intensa a lucha por la extinción de las grandes empresas, como Pemex y la Comisión de Electricidad. ¿Por qué casi siempre se oponen las comunidades rivereñas al embalse de los ríos? ¿Será porque los griegos atribuyeron a ese elemento el origen de la vida o que porque Heráclito descubriera que nadie se lava las manos dos veces en el mismo río? Vaya usted a saber, nosotros aquí simplemente traemos a colación estas referencias históricas.

Sería bueno que nuestros empresarios y habitantes del país, reflexionaran correctamente lo que significa poseer una fuerza productiva como la electricidad en un país con una desarrollo muy distinto a los países de los grandes desarrolladores de la mismas; aún en los umbrales del comercio mundial en donde México podría tener algún peso con sus 500 mil millones de dólares a la importación y a la exportación sumados; aun así, esos capitales fijos, la electricidad, el petróleo y los ferrocarriles, sus redes de transportación y comunicación constituyen fuerzas productivas que no se pueden desmantelar sólo porque en las economías de punta se ha dado el vuelco al uso y la producción de los energéticos.

Eu, para citar un caso, posee la presa Hoover que permitió el control de un gran rio y el desarrollo de varios estados del oeste de esa gran nación. ¿Está privatizado ese embalse? Del modo que sea su rentabilidad discurre por el país entero y permea todo el potencial económico de esa gran Nación.

Y podríamos analizar todos y cada uno de los embalses y las canalizaciones, tanto como su aprovechamiento y absorción de valor desde la agricultura, hasta la misma energía atómica que no riñe con la cronología de aparición de una y otra energía.

No es lo mismo producir subsistencias, que mercancías para el intercambio con otros equivalentes que importamos; una cosa es una cosa y otra es otra, afirma Perogrullo. Se trata de producir valor no mercancías que, con sus costos de producción comparativos, resultamos tributarios de la acumulación mundial y no de nuestra capitalización y desarrollo.

Por eso la idea y la necesidad económica de conservar la electricidad y el petróleo, como fuerzas productivas, el valor de estas dos ramas se reproduce en las empresas particulares y en las inversiones donde se reproduce junto con el de las otras ramas en forma de valor así se le llamen divisas, etc.

 

Por Andrés Cupatitzio

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de Okey Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.