Peligroso ignorante y ridículo presidente de la república

Peligroso ignorante y ridículo el presidente de la república, Tras La Verdad, por Héctor Parra Rodríguez.

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, representa un verdadero peligro a la democracia y al sistema de Derecho mexicano, por medio del cual se rigen todas las autoridades en la República Mexicana. Con sus acciones y absurdas declaraciones pretende gobernar bajo el imperio del poder del autoritarismo de facto, como en cualquier régimen político fascistoide. No entiende de Derecho y no entenderá. Si para obtener su título de politólogo tardó más de 10 años, para comprender las bases del sistema jurídico mexicano necesitaría otros 20 años, peligroso e ignorante.

Después de las aberraciones políticas y jurídica que vertiera en fin de semana AMLO en contra del juez especializado de distrito en materia económica, radiodifusión y telecomunicaciones, Juan Pablo Gómez Fierro, terminó por demostrar su odio y agresividad hacia las instituciones, en especial al Poder Judicial Federal (le estorba). El presidente enfureció y se lanzó este día en contra de todo aquel que se le vino a la cabeza, culpándolos y acusándolos de sus impotencias e incapacidades para “gobernar con sabiduría”; por supuesto aludió a los que considera sus adversarios políticos, como el expresidente (ya no es noticia) Felipe Calderón, a Claudio X González, vamos también le dio un fuerte raspón al ministro en retiro José Ramón Cossío. Todos coludidos con el juez de distrito por cumplir con su responsabilidad legal, al otorgar la simple suspensión provisional (término jurídico en los juicios de amparo) en uno de tantos juicios de amparo que ya se han interpuesto en contra de las reformas a la Ley de la Industria Eléctrica, publicadas la semana pasada.

¡AMLO furibundo! Según el presidente, de manera respetuosa y en observancia al principio de separación de poderes, solicitó que el Consejo de la Judicatura que preside el presidente de la Corte, determine e informe si a la autoridad judicial mencionada le correspondía o no aplicar de manera oficiosa la suspensión a quienes lo solicitaron y si es de su competencia o no resolver sobre este caso ¡Inconcebible! López Obrador requiere urgentemente unas clases de derecho constitucional y de amparo, como mínimo. No es posible que el titular del Poder Ejecutivo ignore los principios fundamentales del sistema jurídico mexicano ¿bajó que criterios jurídicos gobierna López Obrador? En su cerebro voluntarioso impera el autoritarismo.

En la “carta” que leyó en la conferencia mañanera, también mencionó: “Asimismo, y si mi petición es legalmente procedente, solicito que el Consejo de la Judicatura lleve a cabo una investigación para esclarecer la actuación del juez Gómez Fierro en este episodio. No omito manifestarle que alrededor de este asunto actúan personas, organizaciones y empresas afines al antiguo régimen que, en función de sus conocidos intereses económicos y políticos, tenían como modus operandi la corrupción y el influyentismo, con lo que han afectado gravemente la hacienda pública y la economía de la mayoría de los mexicanos; en especial, de los más pobres”. López no es un gobernante, literalmente es un gánster, un pillo con un poder político inimaginable, que utiliza para intimidar y doblegar a las autoridades, para que se plieguen a sus caprichos, amenaza y desprestigia sin prueba alguna que demuestre sus aseveraciones.

Como si fuese un delito, acusó a Calderón de asesorar a empresas como Iberdrola, de España, que incorporó a su nómina a una antigua secretaria de Energía del gobierno federal, dijo el señor López. “Chismes de lavadero del presidente de la República”.

Cínicamente seguiría acusando: “Esta clase de intereses corporativos que cuenta con el apoyo de la prensa proempresarial, nacional y extranjera, ha conformado un llamado buró jurídico para oponerse a las obras, acciones y políticas que hemos emprendido para la transformación del país” ¿Acaso cometen algún delito o falta administrativa los acusados por el presidente? Si no es así ¿Por qué el denuesto público? AMLO prueba ser un dictadorcillo en potencia ¡Cuidado! Si sus actos se subordinan al Estado de Derecho, la autoridad judicial le dará la razón, así de simple. Así pretende continuar en el poder ¿Quieren los mexicanos un régimen corrupto y fascista en México como el de Venezuela?

AMLO continuaría con su “bombardeo” mediático en su conferencia mañanera. También advirtió: “En este agrupamiento conservador y reaccionario destaca, entre otros, Claudio X González, seudodefensor de la sociedad civil, pero en realidad beneficiario, junto con su familia, de la política de privatización impuesta desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari”. Así de bajo y cobarde es el presidente. Sumaría en sus epítetos al exministro José Ramón Cossío, acusando que: “cuando estuvo en funciones en el Poder Judicial, legalizó injusticias de grupos minoritarios o guardó silencio cómplice ante corruptelas y arbitrariedades”. Corriente, abusivo, ignorante, ridículo y tramposo, así es el presidente López Obrador.

AMLO preparó en la mañanera su escena de desprestigio, especulaciones y acusaciones sin sustento en su escrito de dos cuartillas. También dijo: “En fin, señor presidente de la Corte, sería lamentable que, después de todo el daño que la oligarquía ha causado al país (el odio lo traiciona), sigamos permitiendo el abuso y la prepotencia bajo la excusa del Estado de derecho, pues, en honor a la verdad, quienes hoy invocan ese principio para preservar sus intereses han sido y quieren seguir siendo los violadores más tenaces de la Constitución y de las leyes de la República”. Ahora resulta que “El Estado de Derecho” es una excusa para el titular del ejecutivo. Verdaderamente ¡Inconcebible el dictadorcillo!

Con absoluto cinismo AMLO concluiría: “Expreso, para finalizar, que, así como respeto y respetaré siempre la aplicación del derecho de amparo y la independencia del Poder Judicial, ejerceré también a plenitud mis facultades como presidente de la República y mis libertades como ciudadano, y no callaré ante el pillaje y la injusticia”.

El ignorante presidente no ha querido entender que no tiene ni puede ejercer “dos derechos”; uno como presidente y otro como ciudadano común ¿O es autoridad o es ciudadano sin facultades de autoridad? Las facultades y obligaciones constitucionales del presidente, no de un ciudadano, están contempladas en el artículo 89 de nuestra Carta Magna.

López Obrador, mientras ejerza el cargo, viva de los privilegios del poder, habite y cohabite sin pagar un solo peso de renta ni para su manutención en el Palacio de Gobierno, sus derechos ciudadanos quedaron suspendidos (no todos claro). Lamentablemente, ahora es y representa una abusiva autoridad. Será interesante la respuesta del presidente de la SCJN, a las ridículas aberraciones de su homólogo presidente.

El pueblo de México está a tiempo de detener por la vía del voto inteligente, la imposición de un régimen fascista y por tanto un gobierno que ejerza el autoritarismo sin límites. El voto útil e inteligente es el arma de la democracia al alcance del electorado para detener los abusos.

ociosidad

Tras La Verdad / Por: Héctor Parra Rodríguez

Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión del Portal que lo replica y pueden o no, coincidir con las de los miembros del equipo de trabajo de El Municipal Querétaro., quienes compartimos la libertad de expresión y la diversidad de opiniones compartiendo líneas de expertos.