Presentan el libro «Siempre adelante» de Luis Laorden

Se presentó el libro Siempre adelante de Luis Laorden Jiménez

La encargada de despacho de la Secretaría de Cultura del estado de Querétaro, Sylvia Piña Rodríguez, asistió a la presentación del libro “Siempre adelante” de Luis Laorden Jiménez en el Museo de Arte Sacro.

En el libro colaboran y participaron durante la presentación:

Mirtha Leonela Urbina Villagómez, con el tema Las Naciones Indias, Pueblos indios: otros mundos posibles en Sierra Gorda.
Andrés Garrido del Toral, con el tema La vida en Querétaro en tiempos de Junípero Serra.
José Rodolfo Anaya Larios, con el tema El Barroco de argamasa.
Moderador: Junípero Cabrera Berrones, director del Museo Histórico de la Sierra Gorda.
Director del Museo de Arte Sacro: José Niembro Calzada

Siempre adelante”, de Luis Laorden Jiménez, muestra el legado del santo Fray Junípero Serra, desde Petra, Mallorca a las Misiones de la Sierra Gorda de Querétaro y en la Alta California, 1713 – 1784, exalta la vida y obra misional de Fray Junípero Serra –cuyo nombre laico fue Miguel José Serra Ferrer– en la Sierra Gorda y las Californias.

Su investigación se enlaza con la beatificación de Serra en 1988 por el Papa Juan Pablo II, y con su canonización en el año de 2015 por el Papa Francisco.

La empatía por la obra del fernandino mallorquí se expresa claramente al destacar su «personalidad gigante en la Historia», calificativo que le merece por su férreo cumplimiento como jefe y autoridad, así como «evangelizador y amigo preocupado por el prójimo más necesitado».

Y cuya obra extraordinaria «dejó hecha para los primeros pobladores indios de este territorio que allí se encontraban y para los españoles que en él se establecieron».

El libro busca mostrar la memoria viva del legado del fraile Serra y sus compañeros fernandinos. Laorden nos lleva a las conmemoraciones históricas de su nacimiento y muerte, así como a la huella que dejó en los distintos escenarios geográficos por los que transitó, tanto en su natal isla española de Mallorca, como en México y Estados Unidos.

Esta memoria circula y se reproduce no sólo en museos, bibliotecas, archivos y asociaciones culturales, también está adherida a lugares, en las nominaciones de pueblos y calles, así como en monumentos.