Medidas de autocuidado de la salud

Secretaría de Salud invita a las mujeres a seguir medidas de autocuidado de la salud

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro se une a la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y este año, con el tema “Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”, se busca resaltar los enormes esfuerzos realizados por mujeres y niñas de todo el mundo para definir un futuro más igualitario y para la recuperación ante la pandemia.

En el sistema de salud las mujeres representan una fuerza laboral muy importante y muchas de ellas están al frente de la atención contra COVID-19.

Por otro lado, la Secretaría de Salud cuenta con programas específicos para atender las principales causas de morbilidad que afectan a las mujeres.

Mediante el Programa de Salud Materna se brinda atención pregestacional, control prenatal, atención y valoración del trabajo de parto, se atiende a mujeres en puerperio, se otorga orientación y consejería sobre métodos de planificación familiar.

También se brinda apoyo psicológico, así como orientación y consejería sobre métodos de planificación familiar.

A través del Programa de Cáncer de la Mujer se realizan acciones de prevención y tratamiento de cáncer de cuello uterino (neoplasia 100% prevenible) y cáncer de mama.

Para el cáncer de cuello uterino se hacen detecciones de lesiones precancerosas y cáncer de cuello uterino mediante citología cervical, en mujeres de entre 25 a 34 años de edad.

La prueba es gratuita y está disponible en todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud; y mediante el esquema de detección con prueba de VPH -Virus Papiloma Humano-para mujeres de entre 35 a 64 años de edad.

Para la detección de cáncer de mama se difunde información y se orienta sobre la autoexploración, la cual, se recomienda a partir de los 20 años de edad. El examen clínico debe ser practicado anualmente, a partir de los 25 años por personal de salud capacitado en la exploración de las mamas.

La mastografía de tamizaje se recomienda en mujeres, aparentemente sanas, de entre 40 a 69 años de edad, cada dos años. En la Secretaría de Salud todos estos servicios son gratuitos.

La dependencia estatal también cuenta con el Programa de Atención y Prevención de la Violencia Familiar y Género, que tiene como uno de sus objetivos primordiales reducir la prevalencia y severidad de los daños a la salud causados por la violencia contra las mujeres, con particular énfasis en aquellas que se encuentran en situación de mayor riesgo o vulnerabilidad.

El programa cuenta con un Modelo de Atención Integral que incluye atención en las unidades de salud y que implican la intervención coordinada con las diversas instancias gubernamentales y sectores de la sociedad. Prevé cuatro áreas de intervención: prevención, detección y registro, atención, y rehabilitación.

Durante la contingencia sanitaria todos los servicios continúan brindándose, con las debidas medidas de protección contra COVID-19.

De acuerdo con el Sistema Único de información para la Vigilancia Epidemiológica (SUIVE), en 2020 las 10 principales causas de enfermedad en mujeres fueron: infecciones respiratorias agudas (162 mil 666); infección en vías urinarias (39 mil 518); COVID-19 (25 mil 791); infecciones intestinales por otros organismos y las mal definidas (24 mil 164); conjuntivitis (7 mil 185); úlceras, gastritis y duodenitis (7 mil); vulvovaginitis (6 mil 219); gingivitis y enfermedad periodontal (5 mil 670); obesidad (4 mil 378), y otitis media aguda (4 mil 149).

Es importante que las mujeres tomen en cuenta medidas de autocuidado de la salud, para lo cual, se recomienda:

Realizar actividad física diaria. La caminata es el ejercicio que cuenta con mayores beneficios. 30 minutos al día con paso ligero, reduce el riesgo cardiaco, tonifica el cuerpo, mejora la absorción de la vitamina D, favorece la excreción de endorfinas y genera sensación de bienestar.
Seguir una dieta saludable, basada en el Plato del Buen Comer.
Acudir a chequeos médicos de rutina una vez al año, con el objeto de monitorear el peso corporal, la presión arterial, así como la glicemia capilar.
Acudir a control ginecológico. A partir de los 25 y hasta los 34 años de edad deben realizarse la prueba de cáncer cérvico uterino; después de los 35 y hasta los 65 años, realizarse la prueba de VPH.
Mastografía. Mujeres mayores de 40 años de edad deben de realizarse este estudio para identificar a tiempo el cáncer de mama.
Cuidar la salud mental. Es necesario contar con un tiempo de esparcimiento, que permita la reflexión y expresión de necesidades, no solo físicas, sino emocionales.